Medida de Gas Radón

En proceso de acreditación por ENAC

Radón en la tabla periódica

¿Qué es el Gas Radón?

El radón (222Rn) es un gas noble que no reacciona químicamente. Procede de la desintegración del radio (226Ra), que a su vez se origina de la desintegración del uranio (238U).
Debido a su carácter gaseoso, el radón puede penetrar en las casas y permanecer en ellas en concentraciones considerables, preferentemente en aquellos lugares con una baja ventilación como puede ser sótanos y garajes. Al tratarse de un elemento radiactivo, si la concentración de este es elevada, puede ser potencialmente perjudicial para la salud.

El tipo de construcción y la ventilación de los recintos van a determinar, el nivel de concentración del radón en el interior. Así, construcciones más cerradas en zonas más frías, como pueden ser las habituales de la sierra madrileña, pueden albergar niveles a considerar. Sobre todo, estas concentraciones pueden ser importantes en épocas de frío, cuando la ventilación de la vivienda es menor debido al mantenimiento del calor interno del hogar.

Detectores de Radón

¿Cómo lo medimos?

Mediante detectores pasivos de electret (elemento no recargable cargado positivamente), que permanecen en el domicilio durante un periodo de tres meses.
Básicamente el funcionamiento de estos detectores pasivos es el siguiente:
El gas radón se difunde a través de la entrada filtrada en el volumen de la cámara hasta que la concentración de radón en el interior de la cámara es la misma que en la habitación.

La radiación emitida por la desintegración del radón y los productos de descomposición formados en el interior de la cámara ionizan el aire. El electrodo cargado positivamente atrae a los iones negativos lo que produce una disminución neta de la carga en el electrodo. Los iones positivos van a la pared de la cámara y se recombinan. Esta disminución de tensión del electret es proporcional a la concentración de radón y el tiempo de la exposición.

¿Qué servicios podemos ofrecerles?

Le enviamos los detectores a casa con instrucciones precisas de colocación. A los tres meses los recogemos y le enviamos la lectura de concentración de gas radón en su hogar.
Precio por detector: 130 € + 21% IVA (incluida la entrega y la recogida).

Le garantizamos un servicio profesional y eficaz siguiendo nuestra política de calidad.
Puede hacernos llegar sus dudas acerca de este servicio aquí.